Chat gratis

Gracias por Estar. ¡Buen Camino!

Somos Puentes de Luz que unen la Tierra con el Cielo


Somos Puentes de Luz que unen la Tierra con el Cielo

Somos Puentes de Luz que unen la Tierra con el Cielo

sábado, 31 de diciembre de 2011

FELIZ 2012




¡Feliz 2012!

Llegó el momento de cerrar un ciclo para comenzar una Etapa Nueva.

Decimos “adiós” a un año lleno de enseñanzas, de aprendizaje, de algunos momentos tristes y amargos, decimos adiós a las decepciones, a los sueños que no se cumplieron y a los malos momentos…

Y damos sobre todo las gracias, porque lo más importante y lo que nos quedará siempre en el recuerdo fueron los momentos de alegría, toda la positividad que pusimos en cada nuevo amanecer, el disfrute de cada segundo, las risas, la comprensión y la empatía hacia los demás, la solidaridad, la buena voluntad, el servicio desinteresado, el agradecimiento y el perdón…

Pero si algo debemos agradecer y mantener para este nuevo año que está apuntito de comenzar, es el AMOR.

El Amor que ponemos en cada cosa que hacemos, en cada persona que llega a nuestra vida, bien esté de paso, para quedarse un tiempo o para permanecer junto a nosotros.

El Amor con el que permitimos que se marche lo que ya no nos sirve o no necesitamos con nosotros para nuestra evolución.

Ese Amor con el que recibimos las nuevas energías del Universo, con el que agradecemos cada día que comienza y cada día que termina.

La vida está formada por ciclos, este año que termina supuso un gran año de cambios a nivel energético tanto en la Tierra como en cada ser humano que habita este planeta. Cambios en la Galaxia, en nuestro Sol central y en el Universo en todo su conjunto. Agradezco al 2011 por todo lo que me ha aportado en mi vida, por todo lo que he podido evolucionar con él, por todas las experiencias que me ha hecho vivir. Por la PAZ que encontré dentro de mí, por ponerme en contacto con mi Alma y permitirme conocer parte de su historia, de mi historia. Doy las gracias por descubrir la Luz que soy y por la oportunidad de poder mostrar al mundo que todos somos iguales, que mi Luz es tu Luz, que del mismo modo que brilla y resplandece dentro de mí y se irradia hacia afuera, también así lo hace la tuya dentro de ti.

Doy las gracias por haber venido a recordarte lo que tú ya sabes que eres.

Doy las gracias por la inspiración, por haber sido elegida para hacer el trabajo que estoy realizando y hacerlo con infinita alegría y felicidad.

Doy las gracias por el gran cambio que se ha producido dentro de mí, por todo el conocimiento y la sabiduría que me han sido revelados y por todo lo nuevo que llegará.

Sé que no estoy sola, nunca estoy desprotegida, ni desamparada, hay cientos de personas a mi alrededor para las que soy importante, pero sobre todo, el Universo cuida de mí, me da continuamente lo que necesito y tengo la aprobación del Padre que se siente siempre orgulloso de mí, aunque me equivoque, aunque cometa errores.

La vida son muchas cosas, pero si algo he comprobado a lo largo de los años es que, sobre todo, es ACTITUD. Las cosas que nos suceden pueden ser mejores o peores, podemos pensar en lo que nos ocurre como “problemas” o como “oportunidades” que lo veamos de un modo u otro depende sólo de nosotros, de la Actitud que decidamos tomar ante cada pequeña cosa que nos acontece en la vida.

A esta vida venimos a aprender, a jugar y a divertirnos, ese es el mejor modo de aprender a través del juego y la diversión. Nos dijeron que sobre todo, veníamos a sufrir y que cuanto más sufriéramos mejor porque nos ganábamos el cielo. Pero yo os digo que nos mintieron, que el sufrimiento no nos hace mejores, ni más buenos, ni tener un mejor lugar en el cielo. La vida es aquí y ahora, tu vida ahora es esta, la que tienes y no volverás a vivirla, por tanto, aprovéchala, disfrútala, pásalo bien y aprende todo lo que puedas.

Recuerda las Cuatro Palabras Mágicas: Lo Siento, Perdón, Gracias, Te Amo. No las olvides y practícalas de corazón. Dicen que tenemos parte de responsabilidad sobre lo que ocurre en el mundo, porque nosotros creamos eso que sucede. Por tanto, cuando veas algo que no te gusta, ya sea una persona, una acción, un sentimiento… di Lo Siento, pide Perdón por haberlo creado desde tu corazón. Agradece por la enseñanza y Ama la oportunidad de cambio.

En definitiva, si algo quiero que os quede claro, es que el Amor todo lo puede, todo lo cura, todo lo transmuta, todo lo cambia… y que con Amor y una Actitud Positiva tenemos todo lo que necesitamos para ser FELICES.

¡Qué el 2012 os aporte todo lo que necesitáis para vivir una vida plena!

¡Bienvenido 2012!

Año de cambios, de término de un ciclo donde terminará el Tiempo del No Tiempo y donde comenzará una Nueva Era, una Nueva Vida, en una Tierra Nueva.

Podrás ver todos estos cambios, solamente si tú decides cambiar, para los que prefieran permanecer impasibles, todo seguirá igual.

Brindo por vosotros, por un Universo en Paz y lleno de Amor. Por cada amanecer, por cada puesta de sol y por cada Despertar en la Nueva Conciencia del Amor y la Unidad.
¡FELIZ VIDA! 

¡FELIZ CENA DE NOCHE VIEJA!



© Ahava Iesu



DESDE MI VENTANA... LA VIDA ES.





Desde mi ventana… la vida es.

Hoy, desde mi ventana, recibí el regalo del mar.
Me visitó un cielo azul en el que un Sol brillante lucía en lo alto
y en el agua se reflejaba el resplandor de un camino dorado con dirección al infinito.

Conchitas nacaradas salpicaban la arena como si fueran
dulces presentes esperando a ser recogidos por
gordezuelos deditos de alegres infantes.

Grandes olas de plata se alzaban en blanco y transparente movimiento
hacia la paya, arremolinándose en la orilla,
dejando estelas plateadas en la arena
para ser de nuevo lamidas, bañadas y sustituidas por nuevas,
en un atávico vaivén tan ancestral como el tiempo.

La brisa era cálida, suave.
Se escuchaba el tranquilizador susurro del mar.
Las gaviotas volaban en libertad por un inmenso manto azul, sin límites.
Y a lo lejos, se escuchaban las risas cantarinas de los niños
perdidos en su juego.

Desde mi ventana, el Universo me regaló un mundo
donde reinaba la paz, donde el silencio sabía a canto celestial,
donde todo era color y risas y deliciosos sabores a libertad.

Desde mi ventana pude tocar el sol, bañarme en aguas cálidas,
purificar mi cuerpo e imaginar que el mundo que quiero 
para mí, para ti, para todos, es posible.

Desde mi ventana sentí que no es tan difícil llegar al cielo,
alcanzar las estrellas y vivir cada sueño estando muy despierto.

Desde  lo que soy, me di cuenta, de que la vida pasa, de que no espera,
de que sucede a cada instante, mientras tú; distraído,
buscas el momento oportuno para vivirla, para meterte en ella,
sin darte cuenta de que te lo estás perdiendo todo
porque la vida no espera, simplemente sucede mientras la planeas.

Siéntela, siente la vida en cada respiración,
en cada latido de tu corazón, en cada instante,
en lo que eres, en lo que sientes, en lo que recibes y lo que devuelves.

Siente la magia y el poder de estar vivo,
de ser consciente de lo que ocurre a tu alrededor, en ti mismo.
Siente la magia de esa chispa divina de energía que se instala en tu corazón
para llenarlo de luz, para hacerlo brillar, para darle calor,
para iluminarte por entero.

Esta vida es un regalo que no volverá a repetirse, no lo desperdicies.
de ti y sólo de ti depende lo que hagas con ella.
Juega, respira, disfruta, ama, ríe, sé feliz.
Perdona, olvida, agradece y vive.

© Ahava Iesu

viernes, 30 de diciembre de 2011

TU ALMA Y LA MÍA SON UNA...




 
Tu Alma y la Mía Son Una...

Hoy mi alma quiere pintar sueños de color azul.
Iremos en una barca envueltos en una burbuja celeste.
Viajaremos hacia las estrellas en un mar de nubes blancas.
Y pensaremos que el cielo es el mar de la esperanza.

Hoy quiero llegar a otra galaxia
llena de estrellas y planetas, de luz, de vida, de alegría.
Surcaremos los cielos en olas de azul y plata
hasta encontrar un Sol que nos alumbre días de paz, amor y calma.

Hoy quiero soñar un sueño azul,
donde mi barca me lleve donde estés tú.
Y descubrir en tus ojos mi alma.
Y mostrarte la tuya en los míos.

Hoy quiero sonreír de nuevo en tu boca
y probar tus dulces labios
y que se fundan nuestras almas
hasta ser de nuevo un solo ser.

Hoy quiero cerrar los ojos
y saber que las estrellas protegerán mis sueños.
Y saber que el cielo velará por nosotros.
Y saber que estarás conmigo en ese Sol de paz, amor y calma.

© Ahava Iesu

jueves, 29 de diciembre de 2011

YO TE DESEO...




Yo te deseo…

Sólo por hoy, deseo que puedas experimentar la paz dentro de ti.

Sólo por hoy, deseo que sientas la grandeza que hay en tu alma.

Sólo por hoy, deseo que confíes en tus posibilidades, que creas en ti.

Sólo por hoy, deseo que ames sin condiciones, sin esperar nada a cambio.

Sólo por hoy, deseo que sientas la calidez de tu corazón.

Sólo por hoy, deseo que descubras los dones que has recibido y que puedas utilizarlos para compartirlos con los demás.

Sólo por hoy, deseo que seas inmensamente feliz.

Sólo por hoy, deseo que tengas un día mágico en el que poder convertir tus sueños en realidad.

Sólo por hoy, deseo que sientas tu sabiduría interior, que la utilices para tu beneficio y el beneficio de los que te rodean.

Sólo por hoy, deseo que sientas tu Luz y la hagas brillar para ti y para los demás.

Sólo por hoy, te deseo Paz, Amor, Alegría y Felicidad.


©Ahava Iesu

domingo, 25 de diciembre de 2011

EL SACO DE CARBÓN





El saco de carbón
Un día, Jaimito entró a su casa dando patadas en el suelo y gritando muy molesto.

Su padre, lo llamó. Jaimito, lo siguió, diciendo en forma irritada:

- Papá, ¡Te juro que tengo mucha rabia! Pedrito no debió hacer lo que hizo conmigo. Por eso, le deseo todo el mal del mundo, ¡Tengo ganas de matarlo!

Su padre, un hombre simple, pero lleno de sabiduría, escuchaba con calma al hijo quien continuaba diciendo:

- Imagínate que el estúpido de Pedrito me humilló frente a mis amigos. ¡No acepto eso! Me gustaría que él se enfermara para que no pudiera ir más a la escuela.

El padre siguió escuchando y se dirigió hacia una esquina del garaje de la casa, de donde tomó un saco lleno de carbón el cual llevó hasta el final del jardín y le propuso:

- ¿Ves aquella camisa blanca que está en el tendedero? Hazte la idea de que es Pedrito y cada pedazo de carbón que hay en esta bolsa es un mal pensamiento que va dirigido a él.

Tírale todo el carbón que hay en el saco, hasta el último pedazo. Después yo regreso para ver como quedó.

El niño lo tomó como un juego y comenzó a lanzar los carbones pero como el tendedero estaba lejos, pocos de ellos acertaron la camisa.

Cuando, el padre regresó y le preguntó:

- Hijo ¿Qué tal te sientes?

- Cansado pero alegre. Acerté algunos pedazos de carbón a la camisa.

El padre tomó al niño de la mano y le dijo: 

- Ven conmigo quiero mostrarte algo.

Lo colocó frente a un espejo que le permite ver todo su cuerpo.... ¡Qué susto! Estaba todo negro y sólo se le veían los dientes y los ojos. En ese momento el padre dijo:

- Hijo, como pudiste observar la camisa quedó un poco sucia pero no es comparable a lo sucio que quedaste tú. El mal que deseamos a otros se nos devuelve y multiplica en nosotros.

Por más que queremos o podamos perturbar la vida de alguien con nuestros pensamientos, los residuos y la suciedad siempre queda en nosotros mismos.

Desconozco el autor

 
© Ahava Iesu

Síguenos en Facebook dándole al botón "Me gusta"

Conócete a Través de la Numerología

La Frase del Día...

La Receta de Hoy...